Alrededor del 70 por ciento del cáncer de la orofaringe, que comprende a las amígdalas, al paladar blando y la base de la lengua, se vincula con el virus del papiloma humano (VPH), dicen los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades. Por lo tanto, es importante hablar con el proveedor de atención médica acerca de la vacuna contra el VPH, especialmente si tiene 26 años o menos de edad.

Aparte de la importancia de la vacuna contra el VPH, usted también puede reducir su riesgo para muchos tipos de cáncer de la cabeza y del cuello si se abstiene de fumar o de consumir rapé y tabaco masticable, restringe su consumo de alcohol, usa condones o una barrera dental para sexo oral, se aplica crema labial con protector solar y acude con regularidad al dentista.